EL PRESIDENTE CHINO, XI JINPING, Y EL TAIWANÉS, MA YING-JEOU, SE ENCONTRARON EN TERRENO NEUTRAL EN LA CIUDAD ESTADO DE SINGAPUR

Los presidentes de China y Taiwán se reúnen por primera vez

Singapur.-Los jefes de gobierno de Taiwán y China se estrecharon la mano el sábado en un encuentro histórico con motivo del primer contacto de alto nivel entre los antiguos rivales de la Guerra Fría desde que se dividieron en medio de una guerra civil hace 66 años.

El presidente chino, Xi Jinping, y el taiwanés, Ma Ying-jeou, se encontraron en terreno neutral en la ciudad estado de Singapur, en el sureste asiático. Ambos caminaron hasta encontrarse en un salón del hotel, con un fondo amarillo liso flanqueado por palmeras.

Los dos ofrecieron amplias sonrisas al estrechar la mano durante más de un minuto, vueltos ligeramente de lado para adaptarse al grupo de fotógrafos de prensa que había en el salón. No había banderas nacionales presentes, algo necesario porque China no reconoce la soberanía de Taiwán o la legitimidad de su gobierno.

En breves declaraciones ante la prensa antes de una reunión a puerta cerrada, Xi aludió al viejo sueño chino de unificarse con Taiwán al decir “somos una familia” y “nadie puede separarnos”.

Por su parte, Ma dijo: “Ambas partes deben respetar los valores y forma de vida del otro”.

Cuando se separaron en 1949, los dos bandos aspiraban a absorber al otro y la China gobernada por el Partido Comunista sigue reclamando que Taiwán se unifique, aunque muchos ciudadanos de la democrática Taiwán prefieren mantener el estatus independiente que la isla ha defendido durante seis décadas.

Los críticos de Ma en Taiwán temen que la reunión con Xi allane el camino para que Beijing imponga su control sobre la isla.

Los dos líderes esperan sellar su legado como las figuras que ayudaron a cerrar décadas de división y desconfianza hasta alcanzar un final aceptable para ambas partes. Pero la reunión del sábado era una cuestión más de simbolismo que de contenido. Los dos bandos dijeron que no se firmarían acuerdos ni se emitirían comunicados conjuntos tras el encuentro.

En China donde el nacionalismo es considerable, muchos recibieron la reunión como un nuevo paso para lo que consideran la inevitable tendencia hacia la unificación.

El vendedor de Beijing Huang Xiaojie dijo que los compromisos necesarios para organizar el encuentro encajaban bien con las relaciones entre ambos países. “A un nivel oficial, definitivamente acelerará el regreso de Taiwán”, dijo.

Muchos en Taiwán temen ese resultado, y varios cientos de personas protestaron ante el Ministerio de Asuntos Económicos en Taipei, ondeando banderas en las que advertían que Ma pretende “vender Taiwán”.

Sin embargo, otros ven la disposición de Xi de reunirse con el jefe de gobierno taiwanés en territorio extranjero como una señal de respeto hacia el gobierno de la isla, aunque el protocolo negociado del encuentro requiriera que ambos líderes se trataran con el título de “señor” en lugar de “presidente”.

Fuente: Listin Diario

Más noticias

Procesan a 13 rusos hackearon comicios

Relacionado