Gordofobia en la sociedad, ¿vanidad o prejuicio?

Por: Isolda Peguero

Nueva York, NY – En los años de mi abuela estar gordito era sinónimo a estar saludable, pero en el siglo veintiuno estar pasado de libras es considerado un pecado capital. Por lo que cabe preguntar: ¿vivimos en una sociedad gordofobica? ¿Por qué comparamos la belleza con los delgados y esbeltos?

Aunque bien es cierto que las modelos plus size o de talla grande se han puesto de moda, y han mitigado el estigma contra los gordos, todavía vivimos en una sociedad llena de prejuicios hacia los gordos.

Y según los expertos en psicología, el rechazo a los gordos, y el efecto psicológico que esto causa en el rechazado es más dañino que la misma obesidad.

En este segmento de El Rincón de Isolda, analizamos la gordofobia y el impacto que tiene en lo laboral, social y personal, junto a Audris Rijo, modelo y participante de varios concursos de belleza que ha vivido en carne propia la presión por mantenerse flaca y en forma. También lo analizamos con Rossmery Almonte, actriz, cantante y comediante que abraza a sus libras de más y jamás ha permitido caer víctima de las presiones de una sociedad que compara lo bello con estar flaco.

 

Más noticias

Santo Domingo Cuarenta y cuatro micro distribuidoras de productos Nestlé en diversos puntos a nivel nacional obtuvieron certificaciones por parte del Programa Jóvenes Emprendedores Plan Barrio Nestlé, Banco ADOPEM y ADOPEM ONG, según el acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), tras cursar una serie de talleres creados para impulsar su crecimiento en las ventas minoristas de productos comestibles. Durante cuatro meses, las participantes provenientes de San Cristóbal, el Gran Santo Domingo, San Francisco de Macorís, Monte Plata y La Vega, fueron capacitadas en diversos temas de la gestión comercial, compuesto por los talleres “Motivación y éxito”, “Técnicas de ventas”, “Administración del dinero” y “Coaching y liderazgo”. Miguel Vásquez, coordinador de Plan Barrio Jóvenes Emprendedores comentó: “Estos entrenamientos son una pieza importante dentro de las políticas de creación de valor compartido que promulgamos, pues buscan empoderar a las personas con informaciones sobre cómo desarrollarse como emprendedoras, manejar sus negocios, ampliar su visión del mundo y conocimientos de la realidad, generando ingresos para sus familias”, expresó Vásquez, a la vez que citó otras capacitaciones en nutrición, manejo de alimentos e higiene.

Relacionado