Theresa May ve cerca un acuerdo para gobernar tras fiasco electoral

LONDRES. La primera ministra conservadora Theresa May logró un principio de acuerdo con el DUP (Partido Democrático Unionista) norirlandés que le permitirá gobernar en solitario tras el fiasco electoral, dijo el jueves a la AFP una fuente conservadora.

Esta fuente de la formación de May dijo que las negociaciones con el partido ultraconservador norirlandés avanzaban bien, antes de que la primera ministra recibiera el jueves a los líderes de los principales partidos de la provincia.

Tanto el DUP como May comparten el compromiso de fortalecer la unidad británica, materializar la salida de la Unión Europea, luchar contra el terrorismo y mejorar la calidad de vida de los británicos, aseguró esta fuente conservadora, precisando que “de momento, todavía no hay acuerdo”.

Por el instante, la inauguración del Parlamento británico surgido de las elecciones, con el discurso anual de la reina Isabel II esbozando las grandes prioridades del gobierno, ya tiene fecha: el 21 de junio, dos días más tarde de lo previsto inicial. El Parlamento tiene que aprobar el texto del discurso, lo contrario equivaldría a una moción de censura.

“El gobierno ha acordado con el Palacio de Buckingham que la inauguración del Parlamento tendrá lugar el 21 de junio de 2017”, dijo Andrea Leadsom, líder de la Cámara de los Comunes.

La fuente conservadora estimó que haber fijado fecha significa que el partido “confía” en que dispone de los votos para aprobar el discurso de la reina, casi dos semanas después haber perdido una cómoda mayoría absoluta en unas elecciones adelantadas por la propia May.

Además, la situación política no alterará el inicio de las negociaciones para la salida de la Unión Europea, previsto el lunes, dijo este jueves el gobierno británico.

“David Davis, el ministro a cargo de la salida de la Unión Europea, y Michel Barnier, el negociador-jefe de la Comisión Europea, acordaron en el día de hoy (jueves) iniciar las negociaciones el lunes 19 de junio”, dijo el ministerio británico del Brexit.

Los conservadores tienen ahora 317 de los 650 diputados, y si el DUP le brindara el apoyo de sus diez diputados, May superaría la barrera de la mayoría absoluta de apenas dos.

Pero la perspectiva de una alianza ha causado desasosiego en algunos sectores, inquietos por un DUP opuesto al aborto o a la igualdad de derechos de los homosexuales.

Aunque la reunión del jueves con los partidos de Irlanda del Norte tenía como objetivo precisamente que los partidos de la provincia acerquen posturas para formar un gobierno, May intentó además tranquilizarles sobre el acuerdo con el DUP.

Los católicos republicanos temen que Londres abandone su imparcialidad en la provincia y ello amenace la frágil paz de Irlanda del Norte desde 1998, cuando el Acuerdo de Viernes Santo puso fin a tres décadas de conflicto sectario

Cuestión de confianza

Los acuerdos de paz de 1998 establecieron un reparto de poder en la provincia británica, obligando a católicos y republicanos a gobernar en coalición, pero este mecanismo se derrumbó en enero, cuando el partido republicano irlandés Sinn Fein se retiró de la coalición alegando una ruptura de la confianza.

En las elecciones de marzo, el DUP terminó por muy poco por delante del Sinn Fein. Si las partes no llegan a un acuerdo, Londres podría suspender los poderes de la Asamblea de Irlanda del Norte.

El gobierno británico ha instado a las partes a alcanzar un acuerdo antes del 29 de junio.

El DUP y el Sinn Fein asistieron a las conversaciones del jueves en Downing Street, junto con partidos más pequeños.

A la salida de la reunión, Michelle O’Neill, líder del Sinn Fein en Irlanda del Norte, dijo a la prensa que cualquier acuerdo entre los conservadores y el DUP “no puede minar el Acuerdo de Viernes Santo”.

Gerry Adams, histórico líder republicano que acompañó a May, dijo que habían hablado con May “del Brexit, de la necesidad de un referéndum sobre la unidad irlandesa, y de otros asuntos.

La líder del partido Alianza de la Comunidad, Naomi Long, dijo que estaban preocupados por el acuerdo conservador-DUP.

May “no nos dio detalles del acuerdo, ni tampoco nos dijo que el acuerdo estaba sellado”, dijo Long, según la BBC.

La primera ministra ofreció garantías sobre su neutralidad en Irlanda del Norte, pero Long cree que el gobierno de Londres se verá “comprometido” por el acuerdo.

“En realidad, el gobierno está aquí simplemente porque el DUP lo permite”, afirmó.

Más noticias

Hallan cadáver en el maletero de un coche aparcado Barcelona

Barcelona, España .- Los Mossos d’Esquadra investigan la muerte de un hombre cuyo cadáver ha ...