La Era del Humanismo

Por: Lic. Hernani A. Aquino

Mientras quede un ser humano que considere a los demás como seres humanos y no como material negociable, el mundo puede tomar otro derrotero.

Luis Eduardo Aute

Cuando observamos a nuestro alrededor, notamos como las personas hacen su mayor esfuerzo por mostrarse al mundo como seres perfectos, casi super poderosos.

Las figuras que hasta ahora habían sido nuestros ídolos, eran personajes endiosados, que hacian cosas inalcanzables para el resto.

Así como hoy el medio ambiente exige acciones para contrarrestar el cambio climático que traería devastadores resultados para los terrícolas; de la misma forma las naciones están exigiendo cambios radicales en sus líderes.

Líderes que no tengan súper poderes sino un super desarrollado sentido humano y social al servicio de la humanidad. Que éstos líderes sean el reflejo vívido de  personas perfectamente imperfectas y que trabajen en pro del crecimiento y progreso de todo su entorno.

Una de las debilidades que tiene el sistema político dominicano, es la falta de renovación de sus estructuras partidarias y la falta de innovación y conexión de la forma de hacer politica.

Alarmante realidad.

La juventud dominicana  no se siente identificada con sus líderes políticos por tanto muestra, en la gran mayoría de los casos, apatía y desinterés en el rumbo político, social, ambiental y de conciencia ciudadana del país.

Todo esto es fruto de la poca participación de la juventud dominicana, que durante años ha sido acallada e ignorada  por los actores del sistema.

La sociedad quiere ver personas reales con problemas reales, es decir, la parte humana de los políticos hacia la población. El ver personajes y”plásticos” produce un alejamiento entre el ser humano y ser politico.

 

Más noticias

Las Redes Sociales en la Tercera Edad

Relacionado