El Presidente inauguraría 80 viviendas sin estar terminadas

SANTO DOMINGO. El Gobierno se propone inaugurar en los próximos días un proyecto habitacional sin agua, energía eléctrica, ni sistema sanitario en la comunidad de Hato Nuevo, Santo Domingo Oeste, denunciaron moradores.

El proyecto Villa Progreso Hato Nuevo II fue construido el Instituto Nacional de la Vivienda (INVI) con el financiamiento de la Corporación Andina de Fomento, y desde hace aproximadamente seis meses que está concluido, pero no se entrega.

Se trata de 80 viviendas económicas destinadas a familias pobres. Las viviendas estaban prácticamente abandonadas, con maleza por sus alrededores, pero hace tres días que fueron acondicionadas para ser inauguradas por el presidente Danilo Medina simultáneamente con otro proyecto del sector Caballona, en Los Alcarrizos el próximo jueves.

Aunque todavía no se ha informado quiénes serán los beneficiados, en el sector hay gente con expectativas de que serían de la zona. No se trata de un proyecto para damnificados ni desplazados, informó un dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en la zona, que no quiso ser identificado.

Moradores del sector que no tienen viviendas han amenazado con ocupar los edificios, debido a que las autoridades no las entregan, pero desde hace varios días el proyecto compuesto por viviendas dúplex de dos niveles, está siendo custodiado por militares.

Funcionarios del INVI estuvieron ayer por el proyecto coordinando lo relativo a su inauguración.
La Junta de Vecinos

Alejandro González, presidente de la Junta de Vecinos de un proyecto similar construido al lado de la nueva edificación, explicó que donde viven desde hace tres años tiene agua porque los propios habitantes la colocaron y el sistema de drenaje sanitario tiene problemas.

Manifestó que si se inaugura ese proyecto sin resolver el problema de agua, energía eléctrica y sistema sanitario, la situación será peor, porque con más familias en el lugar habrá más consumo de agua y más sanitarios que descargarán en un sistema sanitario que no es suficiente, ni para los que habitan la primera etapa del proyecto.

Nosotros queremos hacerle un llamado a la directora del INVI, Alma Fernández, que ella le exija a os contratistas de Cemex, que conecten el agua, porque si se muda a la gente así, se entregan esos apartamentos así, ahí va a ver un caos mayor”, advirtió.
Otra preocupación

Miguel Terrero vive en un barrio cercano al proyecto, y explica que ahora reciben las aguas cloacales de la primera etapa del proyecto habitacional, y asegura que ahora con la nueva entrega navegarán en materia fecal.

Constantemente, las aguas de los baños corren por las calles y aceras, debido a que el sistema que las recoge no tiene la capacidad para asimilar los desechos de tantas personas.

Dijo que cuando llueve, alrededor de 25 viviendas se inundan por falta de un sistema de drenaje adecuado. Explicó que constantemente tienen problemas con los vecinos que viven más abajo, porque alegan que son ellos los causantes de que hasta sus casas lleguen las aguas mal olientes. Aseguró que esa situación se produce luego de la construcción del proyecto del INVI.

Más noticias

Imponen 18 meses de prisión a dos coroneles implicados en alijo de droga en La Romana