Deuda vencida con generadoras continúa: 229. 2 millones dólares

SANTO DOMINGO. Las deudas vencidas con las empresas generadoras de electricidad no es cosa del pasado, como se podría pensar.

La Asociación Dominicana de la Industria Eléctricas (ADIE), organización que agrupa a las empresas privadas del sector, tiene colgado en su página que al 4 de octubre el monto de la deuda vencida con algunas de las generadoras es de un poco más de US$229.2 millones.

Las generadoras con las que el Estado tiene esas deudas son San Felipe (US$78.5 millones), Metaldom (US$293.8 mil), EGE Haina (US$16.1 millones), CEPP (3.8 millones), Seaboard (75 millones), AES (US$8.4 millones) y Los Orígenes Power Plant (US$19.9 millones).

Milton Morrison, vicepresidente ejecutivo de la ADIE, explica que parte de monto de deuda vencida corresponde a las generadoras que no participaron en el acuerdo de reconocimiento de deuda negociado con la CDEEE.

El 29 de septiembre pasado, el vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), el ingeniero Rubén Bichara, informó sobre la conclusión de esas negociaciones, lo que dio por resultado los “Acuerdos de Reconocimiento de Deuda y Pago” por un monto de 778 millones de dólares, equivalente al 90 % de lo que las empresas de distribución eléctrica le adeudaban a las empresas de generación.

Los contratos de esos acuerdos son negociables con la banca, lo que permite a las empresas de generación cobrar la deuda en el corto plazo. Sus condiciones consisten en un plazo vencimiento de 59 meses, con pagos mensuales de intereses y capital a los tenedores de los contratos, y a una tasa de interés de 10% anual.

En esa ocasión, Rubén Bichara, informó que después del acuerdo, el saldo pendiente de la deuda con las generadoras ascendía a menos de US$100 millones.

Al momento de negociarse, el saldo de esa deuda llegó a situarse en US$873.3 millones. “A grandes rasgos se tenía una estructura de deuda con más de 500 millones de dólares a tasas de alrededor de 7%, y más de 300 millones de dólares a tasas que llegaba hasta 32%”, dijo entonces Bichara.

Según Morrison, algunas empresas de generación no participaron en ese acuerdo. Son éstas Seabord, Palamara, y CESPM. Esta última, conocida como “Cogentrix”, no participó en el acuerdo, porque lo que le adeuda el Estado se paga puntualmente porque tiene garantía soberana.

En el caso de la generadora San Felipe, que si participó, la deuda aparece en el informe de la ADIE del 4 de octubre. Morrison explica que eso se debe a que a esa fecha “no la ha monetizado” (vendida a un banco).

En esos casos, “aunque ellos tengan los pagarés y el acuerdo, se tiene que reflejar” como deuda del Estado, explica.

De hecho toda la deuda continua siendo del Estado, solo que ya no sería con las generadoras, sino con los que compren esos pagarés.

“Desde la realidad, el Estado sigue teniéndola la deuda, porque no desapareció, fue que cambio de mano”, observa.

Más noticias

Ministerio Energía solicita al PE autorizar explotación mina de oro